Desobediencia Civil

A partir del 15 de septiembre, Puentes invita a un acto de Desobediencia Civil, uno de los más pacíficos e íntimos: escuchar música.

Pensaremos en cómo solucionar problemas de nuestro país a través de las canciones y reflexiones de mexicanos que nos inspiran.

‘Desobediencia Civil’ es una producción de Puentes en Spotify.

La mejor forma de escucharla (móvil)

Instrucciones Spotify

Intervenciones

Cristóbal Ortega, “El Chico Partículas”.

Soy diferente porque, sí nací sin oportunidades como muchos en mi pueblo, en mi tierra, en mi generación, pero a diferencia de muchos, de demasiados diría yo, yo creé esas oportunidades.

Estaba en una entrevista con Susana Zabaleta y me dice “la suerte no es algo que te llega, sino partírtela, bien y bonito, y eso es lo que tú logras, la suerte como el trabajo constante. , fruto del esfuerzo.”

Entonces yo me considero de la cultura del esfuerzo, creo que he pasado por cosas muy gachas, y ahora que he podido forjar parte de mi vida o de mi futuro pues me doy cuenta de que cualquiera lo puede hacer. Entonces si tú me estás escuchando y quieres hacer esto adelante. Levántate de ese maldito sillón, mejora como persona y con ello estarás aportando mucho a nuestro país.

Honestamente todos podemos, simplemente es de que tú quieras. Yo no tengo sueños, yo tengo metas, incluso es lo que identifica al “chico partículas”, como algunos me han llamado.

Cristobal Miguel García Jaimes
Cristóbal Miguel García Jaimes.

terraplana banner viva

 José Carlos Ruiz

Yo creo que está pasando por una época bonita, ¿no? Hay una pluralidad en la temática, hay jóvenes muy arriesgados, muy talentosos, hay muy buenos actores por todos lados y el cine es como las modas. Están de moda las ficheras, los charros, el contrabando, el narco, las aventureras, en fin, y de pronto los viejos también pueden entrar en una moda. Usted ya mencionó algunas películas de viejos y ésta no es que sea el colofón de una moda, es una película más entrañable que es mexicana, que es sabrosa porque es muy bonita, pero yo creo que el momento cinematográfico en México es bueno.

A partir yo creo de Iñárritu, Cuarón, Gael, este muchacho Luna, por supuesto Del Toro, toda esta gente que hicieron algo que anteriormente se estilizaba mucho, agruparse. Después de aquellos grupos que formaron Emilio Fernández, Salvador Novo, Revueltas, Villaurrutia, no sé, Magdaleno, Diego Rivera, Siqueiros, Leopoldo Méndez, aglutinaban a todos los talentos de todas las ramas para hacer una película. Había un gran poder de convocatoria por parte de Emilio Fernández.

Después esto se vino abajo, anduvimos deambulando, hubo una segunda época de oro que fueron los setenta: Felipe Casas, Jorge Fons, etc, un montón de gente muy talentosa. Y después otro down, en el que no pasaban nada, se hacían ocho, diez películas al año, y de pronto irrumpe este grupo mencionado de Gael, Luna, Iñárritu, Cuarón, toda esta gente, y se juntan, se compartan y esto promueve nuevamente al cine.

Yo creo que lo que hay que agradecerles a ellos es la base en la que este momento cinematográfico que está ocurriendo sea tan positivo y con encuentros verdaderamente importantes, como le digo hay muy buenos directores, buenos asuntos, buenos actores, lo que falta es un buen público, que así como apoya a Schwarzenegger y a Stallone, que no siempre son muy afortunadas las películas.

Digamos que la mayor parte de las veces no.

Bueno, con ese mismo entusiasmo, apoyar al cine mexicano.

José Carlos Ruiz (derecha).
José Carlos Ruiz (derecha).

cinegarage banner viva

Dr. Luis Zambrano

Xochimilco es un gran lugar para radicar como ser humano; quizá, la razón por la cual la civilización de los aztecas fue tan importante y tan influyente fue gracias a Xochimilco. Xochimilco es un gran humedal, bueno, es el humedal que, normalmente, estaba más bajo en el gran lago de la Ciudad de México. Era un humedal donde llegaban todos los sedimentos que venían de la Sierra Sur de lo que ahora es la Ciudad de México. Eso fertilizaba el gran humedal, y lo que lograron hacer los precolombinos, las antiguas civilizaciones, fue agarrar esos sedimentos y utilizarlos para fertilizar sus campos, que son las chinampas. Al hacer eso, nunca tuvieron erosión de suelo. Todas las civilizaciones, salvo dos o tres a nivel mundial, salvo el Nilo en Egipto, salvo el Tigris y el Eúfrates, lo que ahora es Irak, o salvo China.

Todas las civilizaciones llegaban a un lugar, empezaron a crecer cosas, se erosiona el suelo, porque todos los cultivos sacan los nutrientes, y se tenían que ir. La razón por la cual los egipcios, los mesopotámicos, los chinos y los aztecas fueron tan grandes fue porque nunca se les erosionaba, porque tenían esta gran inundación con fertilización natural constante.

Entonces los humanos pueden radicar ahí bastante bien; y lo que hicieron los precolombinos fue algo muy interesante, que fue utilizar la naturaleza a su favor y potencias más la naturaleza y, es ahí donde viene tu pregunta sobre por qué les encantaría la zona a los animales y plantas vivir ahí.

Y es que cuando uno tiene un lago tiene la orilla y luego tiene el fondo. Imagínense el mar, al fondo del mar hay muy poca vida, la mayor cantidad de vida está en la orilla, en las costas, están los arrecifes y las pesquerías están fundamentalmente cerca de la costa, en el lago pasa exactamente lo mismo. Alrededor en las orillas es donde está la mayor cantidad de vida y en el centro hay muy poca vida. Los aztecas lo que hicieron fue hacer muchas orillas. Al hacer las chinampas, hacer islas, multiplicaron la cantidad de orilla; entonces, en lugar de tener un centro en el lago tienen muchas orillas, y eso aumentó la cantidad de posibilidades para los animales y las plantas de sobrevivir.

No sólo se beneficiaron los aztecas de la naturaleza, sino ayudaron y beneficiaron a la naturaleza aumentado la cantidad de recursos para que la misma naturaleza pudiera tener más vida, más nichos y más diversidad. Por eso tenemos lo que es el ajolote, de lo que vamos hablar al rato, pero también tenemos los charales, tenemos los acociles, tenemos 140 especies de aves que vienen o que están residentes aquí, tenemos una cantidad enorme de plantas, insectos, anfibios, reptiles, algún par de serpientes, etcétera.

¿Por qué? Por una gran simbiosis que hubo muy inteligente entre el ser humano y una naturaleza tan pródiga como es este humedal.

Dr. Luis Zambrano.
Dr. Luis Zambrano.

aguas banner viva

Edgar Morín

En México, y eso es una tragedia, es más redituable en términos estrictamente económicos, es mucho más redituable sembrar marihuana que sembrar maíz. Y estamos hablando el maíz no sólo es la base de la alimentación, es también la base de la cultura. Entonces encuentro ahí unos datos, cómo les pagan el maíz en tal región, y luego cómo les pagan la marihuana.

Pues resulta que es más redituable, y eso es parte de la propia tragedia, porque entonces no es lo que el imaginario o el mito nos dice, sino vemos el otro problema, que es un problema de falta de oportunidades, de precariedad, de un sistema que le rinde culto al dios dinero, donde lo importante ya no es como lo obtuviste, sino que lo tienes y ahora lo exhibes.

Entonces lo que vemos es que hay factores culturales que en realidad trascienden el mundo narco, le podríamos llamar así, y entonces están relacionados con otras cosas. Es decir, a veces parece que el narco resulta como una suerte de espejo invertido de nuestra sociedad, es decir en lo autoritario, en lo violento. No inventan ellos eso, eso es un asunto cultural, lo aprovecha, lo negocia, se resiste, en fin. Entonces la idea también que se va encontrando es este espejo invertido que nos ve, de algo muy parecido, pero del otro lado. Esa es un poco la relación que se va dando.

El gran problema de las drogas en México son las legales y es el alcohol. Porque además ahí podríamos ver la construcción de políticas, como se ha fracasado. Es decir, ahora el alcohol ya está incorporado en la cultura. En ciertas zonas hay que beber desde muy joven.

La patrocinan.

La patrocinan de hecho. Entonces creo que eso también es importante tomar en cuenta en el panorama. Es decir, la mexicana es una sociedad conservadora, entonces la pregunta es: ¿cómo hacer que esa sociedad conservadora tome decisiones pragmáticas?

Edgar Morín (www.reporteindigo.com)
Edgar Morín (www.reporteindigo.com)

toque_de_queda banner viva

Daniel Ovadía

…Pero amo México y México es todo para mí, nunca ni siquiera se me ha pasado por la cabeza irme a vivir a otro lado o hacer algo en contra de México, pero sí sentía que, en mis raíces, en mi sangre, venía otra cocina que me encantaría poder hacer. Por más que toda la vida llevara a Hilo Negro es mexicano, y Peltre es mexicano y Paxia es mexicano, sí decía “yo tengo ganas de hacer esa cocina, porque es la cocina que al final yo creo que traigo yo”. La cocina que mis abuelos comían, que preparaban.

Entonces, fue hacer un homenaje no nada más a mi familia sino a tantas familias. Tú hoy en día preguntas a mucha gente y vienen de España, o su abuelo llegó de España o su abuelo llegó de Francia o llegó del Líbano. O sea, creo que, y más en la Ciudad de México, estamos rodeados de gente que en algún momento hace dos, tres, cuatro generaciones llegaron. Era un homenaje a esas personas. El Centro Histórico, mucho de lo que conocemos del Centro Histórico de hoy, se hizo con esas familias que llegaron. El Polanco que conocemos hoy lo hicieron esas familias que llegaron. Entonces, era hacer un homenaje a todas esas generaciones que en algún momento lucharon tanto en México y llegaron por hacer algo y llegaron desde cero.

Mi abuelo paterno venía después de la Segunda Guerra Mundial, después de haber visto cómo mataban a toda su familia y llegó a México sin nada. Mi bisabuelo llegó en un barco de cáscaras de papa, de desechos de papa, y después lo mandan a Estados Unidos, le cierran la frontera en Nueva York y lo mandan a un lugar desconocido que se llama Veracruz.

Entonces te pones a pensar en esas familias, todo lo que hicieron, y yo tenía muchas ganas de hacer ese homenaje, por eso Mora Blanca. Mora Blanca sale de esa comida judía, libanesa, francesa, española, que en Polanco había mucho entre 1900 y 1920. Esa era la comida de esa zona, no llegaron luego luego a comer tortillas, y ya después hay platos muy padres que a mí me tocó vivir en mi familia que ya empezaba a haber esa influencia mexicana.

Por ejemplo, hay un plato que se llama Guefilte Fish, que es con todas las sobras de pescado que tenías se hacían unas albóndigas de pescado super gelatinosas. Cuando llegan las familias a Veracruz lo hacen a la veracruzana, entonces es un plato que tiene cien años. En mi casa cada fiesta de Pascua se come ese pescado natural o la parte que los abuelos aprendieron cuando llegaron a Veracruz con chile güero y aceitunas, muy chistoso.

Daniel Ovadía (gulamagazine.mx).
Daniel Ovadía (gulamagazine.mx).

baul_cosmico banner viva

Olivia Lagunas

Los rarámuris tiene una muy particular manera de ver la vida. Su cosmogonía, por así decirlo, los define. Entonces eso también influyó, porque ellos no se enojan como tú y yo nos vamos a enojar. O sea, si venimos manejando hay una manera de explotar del occidental, por así decirlo, muy diferente a la de un indígena, y que tiene que ver más con esto que decías al principio, ellos están muy acostumbrados a vivir en la naturaleza, los ruidos que escuchan no son los ruidos que escuchamos nosotros.

Por ejemplo, los rarámuris cuando se saludan, al encontrarse en el camino lo que se preguntan es “piris rimuri”, que quiere decir “¿qué soñaste?”. En vez de decir “hola, ¿cómo estás?” dicen “piris rimuri”, qué soñaste. De eso depende una manera de ver a vida muy diferente a la de nosotros. Generalmente los rarámuris contestan lo que soñaron y respecto a eso dicen como se siente su corazón, respecto a lo que soñaron. Entonces eso ya, los define de otra manera.

Olivia Lagunas
Olivia Lagunas.

mucha_mierda banner viva

Juan Villoro

Fue muy importante establecer que la condición de lo indígena no pertenece al pasado, pertenece al presente e incluso a un futuro posible. Es decir, el contrato social que tenemos los mexicanos, que nos ha unido, el pacto por el que estamos juntos, se puede reformular y podemos ser más solidarios en la diversidad, reconociendo que nos gusta la diferencia del otro que también es mexicano. No hay una sola manera de ser mexicano, hay muchos modos.

Esta aventura de la diversidad es la que el zapatismo empezó a mencionar desde el 94 y que tuvo un gran eco internacional, y hay reflexiones de muchos tipos que incluso han influido en movimientos extranjeros de primera magnitud, como por ejemplo los indignados en España y posteriormente la agrupación política PODEMOS, que es la gran revelación actualmente en España.

Pero, volviendo a lo que están haciendo hoy en día, ya no han considerado tan necesario el hacer un llamado a la conciencia mundial para entender el problema como algo de la modernidad porque esto ya se hizo. El gran desafío es cambiar la vida diaria, cambiar el aquí y el ahora.

Eso es a lo que están entregadas las comunidades, que me parece algo muy, muy interesante. Es menos espectacular, pero quizá es más duradero y más significativo. Y yo creo que como los tiempos de ellos son distintos, posiblemente en el futuro veremos también un llamado de resonancia nacional e internacional importante.

Juan Villoro. (confabulario.eluniversal.com.mx)
Juan Villoro. (confabulario.eluniversal.com.mx)

un_libro banner viva