La Barraca

Un Episodio dedicado a ‘La Barraca’ de Roberto Gavaldón, cinta de 1945, proyectada en Cineteca Nacional en un evento que donó lo recaudado a los afectados por el terremoto del pasado 19 de septiembre. La importancia de la cinta y el proceso de su restauración.

La Barranca

Erick Estrada comentó en solitario la cinta de Roberto Gavaldón “La Barraca”, de 1945. Una cinta que fue restaurada por la Filmoteca Nacional y la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para su proyección en la Cineteca Nacional. 

El total de las entradas conseguidas durante la función especial fueron donadas para ayudar a los afectados por el terremoto que azotó la Ciudad de México el pasado mes de septiembre.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas realizó 4 de diciembre una Función de Gala, en la que se exhibió la película restaurada con el proceso digital por la Filmoteca de la UNAM, La barraca (1945) del director Roberto Gavaldón, basada en la novela homónima de Vicente Blasco Ibáñez. Ganadora de la primera estatuilla del Ariel a mejor película, otorgado por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas en el marco de la primera ceremonia de entrega de este premio, en 1947.

Para celebrar el regreso a la pantalla grande la AMACC solicitó al público interesado en verla, su cooperación voluntaria a fin de reunir fondos que serán entregados a la fundación Ángel Catatonía cuyo objetivo es acercar recursos a la comunidad de Ecatzingo en el Estado de México que fue afectada por los recientes sismos.

El texto de Roberto Fiesco sobre la película:

“Una sola y poderosa imagen parece resumir la lucha de Batiste Borrull: un hombre honrado que llega con su esposa, Teresa, y sus hijos, Roseta, Nicolás, Ramón y Pascualet, a un pueblo campesino de Valencia, para cultivar las tierras alrededor de una barraca, que años atrás fueron propiedad del tío Barret. El tío fue un hombre despojado de sus tierras por un usurero, al cual mató, y con quien los habitantes del poblado decidieron solidarizarse, evitando así, por todos los medios, que dichas tierras se ocuparan. Por este motivo, la presencia de Batiste incomoda a todos, especialmente a su vecino, Pimentó, líder de los campesinos, quien boicotea cualquier acción de aquél, limitándole el agua para el riego, acusándolo de desacato ante el Tribunal de las Aguas, e incitando a los huertanos para que no tengan relación con los Borrull. Debido a la muerte del más pequeño de los hijos de Batiste, hay una tregua entre él y la comunidad, tregua que dura hasta que una noche Pimentó habla mal de Batiste en la taberna pueblerina y éste le responde con un sillazo que lo deja tendido en el suelo. En venganza, el vecino intenta matar al forastero en la oscuridad de un pantano, pero es Batiste quien lo hiere de muerte con su rifle. El pueblo incendia la barraca del foráneo, y la familia Borrull, víctima de una fatalidad que no merecía, debe partir como llegó, dispuesta a empezar de nuevo en otras tierras. Así pues, el drama de Barret, y de La barraca, es enfrentarse a una comunidad presa de atavismos y supersticiones invencibles”.

La barraca fue una película saludada en 1945 por la crítica y por el público que la mantuvo siete semanas en el Cine Chapultepec, su sala de estreno, como una de las obras más importantes de la cinematografía nacional hasta entonces. Con ella, su director, Roberto Gavaldón, dio inicio a una carrera que arrojaría en el futuro una decena de obras maestras. La barraca es una cinta –de acuerdo con las palabras del estudioso Román Gubern– que significó “un verdadero acto de afirmación política”, por el trabajo que, frente o detrás de cámara, realizaron numerosos exiliados españoles, llegados a México desde finales de los años treinta para enriquecer las pantallas de una industria efervescente y fortalecida, como era la mexicana.

Rescate y preservación

Una de las funciones de la Academia es preservar los archivos con valor histórico del cine mexicano, por ello se ha establecido una colaboración entre la Academia y la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a fin de restaurar y presentar al público los materiales restaurados.

Los materiales restaurados de esta colaboración hasta la fecha son:

  • La mujer del puerto
  • El tren fantasma
  • El puño de hierro

Estos valiosos materiales fílmicos son custodiados en bóvedas especiales de la Filmoteca UNAM, lo que permitirá la preservación, por muchos años más, de este trascendental legado histórico-visual de nuestro país, para el estudio y disfrute del público actual y de las futuras generaciones.

El equipo responsable de la Filmoteca de la UNAM que realizó esta restauración son: en la Coordinación restauración digital el cineasta Albino Álvarez G., la imagen a cargo de Pamela Paván y el sonido a cargo de José Antonio Hernández.

FICHA TÉCNICA

  • Producción: Inter-América Films, S.A.
  • Productor: Alfonso Sánchez Tello
  • Jefes de producción: Antonio Guerrero Tello y Jorge Cardeña
  • Dirección: Roberto Gavaldón
  • Adaptación: Libertad Blasco Ibáñez y Paulino Masip, sobre la novela La barraca, de Vicente Blasco Ibáñez
  • Diálogos: Abel Velilla Sarasola
  • Guion cinematográfico: Tito Davison
  • Fotografía: Víctor Herrera
  • Escenografía: Vicente Petit
  • Ayudante de escenografía: Francisco Marco Chillet
  • Vestuario: Maritza
  • Dirección musical: Félix Baltasar Samper
  • Asesor folklórico musical: Francisco Gil
  • Bailables: Emilia Díaz
  • Ingeniero de sonido: Eduardo Fernández
  • Equipo de sonido: Western Electric
  • Grabación musical: Ing. Bernardo J. Kroger
  • Edición: Carlos Savage
  • Efectos especiales: Max de Vega (Servicio Cinematográfico, S.A.)
  • Asistente de dirección: Ignacio Villarreal
  • Fotografía fija: Ricardo Razetti
  • Staff: Reforma
  • Estudios y laboratorios: Azteca
  • Intérpretes: Domingo Soler (Batiste Borrull), Anita Blanch (Teresa), Amparo Morillo (Roseta), José Baviera (Pimentó), Luana Alcañiz (Pepeta), Manolo Fábregas (Tonet), Narciso Busquets (Batiste), Manolo Noriega (Tío Tomba), Rafael Icardo (Pascual Guillot, el tío Barret), José Morcillo (Don Joaquín), Conchita Carracedo (Sobrina de Pimentó), Joaquín Roche, Jr. (Pascualet), Daniel Pastor (Nicolás), David Behar (Ramón), Carlos Villarías (Tabernero), Jorge Mondragón (Huertano), Marichú Labra (Rosario), Felipe Montoya (Don Salvador), María Calvo (Doña Manuela), Micaela Castejón (Esposa del tío Barret), Raúl Lechuga (Huertano), Paco Martínez (Médico), Rosa María Montes (Hija del tío Barret), Luis Mussot (Cura), Hernán Vera (Huertano)

Estudios Azteca

  • Inicio de la filmación: 26 de octubre de 1944
  • Fecha de estreno: 27 de julio de 1945, Cine Chapultepec

La barraca es la primera película de Roberto Gavaldón como director después de haber trabajado como asistente o co director en más o menos 50 películas.

Con guiones de José Revueltas hizo grandes clásicos como La otra (1946), La diosa arrodillada (1947), En la palma de tu mano (1950), La noche avanza (1951) y El niño y la niebla (1953).

Macario es probablemente su película más famosa.

Su película favorita era El gallo de oro surgido de un argumento de Juan Rulfo que adaptó con Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes.