Enchúlame la Juris

Ixchel, Gonzalo y Miguel; la tripleta más jurisconsulta de -por lo menos- estas latitudes, dedicaron un Episodio a los términos rimbombantes y rebuscados que, en ocasiones -muchas- utilizan. ¿Te has preguntado por qué los estudiosos y dedicados de la abogacía y el derecho hablan como hablan? Para la oreja, que aquí te lo explican.

Rimbombantes y juriscotorros

En esta ocasión, la tripleta jurídico-periodística más divertida, informada y elocuente explicó la importancia de que el lenguaje jurídico sea sencillo, cuestionó porque las personas que se dedican a la abogacía hablan chistoso (bueno, en realidad escriben y hablan mal). Nuestros jurisconsultos también aclararon por qué en ocasiones ciertas palabras rimbombantes y que suenan a pura sobresdrújula son necesarias (una pista: son términos técnicos y no tienen un sinónimo más sencillo). 

Y por eso, por única ocasión, en este episodio en Derecho Remix Gonzalo (@gstagle), Ixchel (@chelawuera) y Miguel (@nomus77) hablaron en “Jurisprudencio” (si no lo hablan no se preocupen, hubo traducción). (Ojo: el “Jurisprudencio” no existe, en realidad es una broma).

Pero ¿qué es la Jurisprudencia? Pues aunque suene a nombre de medicina, no es. De hecho es mucho más que la clásica palabra que suelen usar los abogados para apantallar a su clientes.

La Jurisprudencia es la forma en la que los tribunales mexicanos ordenan sus precedentes (lo que van interpretando en las leyes y la forma en la que resuelven conflictos). ¿Por qué importa? Por dos razones, porque da pautas para la forma en la que nuevos casos se discutirán y porque, para estructurar cómo se usa, además del tiempo usa la jerarquía de los Tribunales (lo más reciente debe prevalecer y lo que diga la Suprema Corte pesa más y de ahí los que le siguen).

Pero, !no se espanten con las palabras raras y los párrafos sin puntuación!

La verdad es que aunque el trabajo de juezas y jueces en general es críptico, por suerte hay algunos esfuerzos para comunicar de mejor manera, como este trabajo del Magistrado Carlos Soto.

Sobre el lenguaje formal, en ocasiones es mejor reír. Por ejemplo, Gonzalo nos compartió la lectura de este parte policial:

Para leer cómo la SCJN escribe como Yoda (sí, el de Star Wars), pueden seguir la cuenta de Twitter donde publican jurisprudencia:

Escucha el Episodio anterior

Puentes a otros sitios