El mecanismo de la ilusión

En este Episodio El Mago Conde nos explica en qué consisten y cómo se desarrollan los mecanismos del ilusionismo; cómo es posible hacer creer al espectador en el acto mismo. Las habilidades del mago le permiten, de cierta forma, engañar sin engañar.

Engañar sin engañar

Si todos sabemos que los trucos de magia son… “trucos” precisamente, ¿por qué nos sorprenden? ¿Existen personas capaces de leer tu mente o adivinar tu futuro? Y si crees que no, ¿por qué nos sorprenden? La respuesta es: mundus vult decipi. En este Episodio de La Mano Invisible, El Mago Conde nos lleva de la mano por las veredas de lo desconocido. Nos explica cómo funcionan y cómo se desarrollan los mecanismos del ilusionismo; cómo es posible engañar a alguien -el espectador- con un truco o movimiento a pesar de que esa persona sabe a conciencia que no hay nada sobrenatural en el acto.

Ceguera Intencional

La ceguera inatencional, o dicho de otro modo, ‘’el fracaso al detectar un estímulo inesperado que se encuentra en nuestro campo de visión cuando se llevan a cabo otras tareas que ocupan nuestra atención’’ es una de las estrategias que los magos e ilusionistas llevan practicando desde hace décadas para engañar a nuestro cerebro. Este fenómeno, llamado en inglés Inattentional blindness se clasifica como un ‘’error de atención’’no tiene nada que ver con ningún déficit visual. De hecho, es una estrategia de nuestra mente para tratar de atajar la sobrecarga estimular a la que nos exponemos constantemente.

No obstante, esta artimaña no es la única utilizada por los magos para despistarnos.

Entre los estudios realizados en el campo de la neurociencia existe un artículo muy interesante en el que dos investigadores, Stephen L. Macknik y Susana Martínez Conde se propusieron encontrar los mecanismos que se producen para que nuestro cerebro sea incapaz de percibir los trucos que usan los magos en sus actuaciones. Para ello, contaron con la colaboración de auténticos magos profesionales como Penn y Teller.

Escucha el Episodio anterior

Puentes a otros sitios