Semándarax del tiburón

En este episodio, Alita y Leos aprovechan el estreno de “Megalodón” para hablar sobre esas criaturas cartilaginosas y muchas veces feroces, los tiburones. ¿De verdad la aleta de tiburón cura el cáncer? ¿El tiburón ballena es ballena o tiburón?

Tiburón a la vista: anatomía, mitos y su conservación

El tiburón es una de las criaturas más hermosas y fascinantes del planeta, poseen una anatomía única que los hace depredadores increíbles y su conservación es de suma importancia para el ecosistema marino y para el medio ambiente en general; por eso es importante que todas las personas conozcamos acerca de ellos y entendamos lo valioso de la preservación de un animal que ha sido perseguido y asesinado masivamente desde hace muchos años.

Empezando por su anatomía los tiburones poseen una fascinante estructura, su esqueleto no es como el de otros peces, mamíferos, reptiles o aves formado por hueso sino por cartílago, lo que en conjunto con sus aletas y la textura de su piel permite que sean mucho más ligeros y puedan maniobrar y desplazarse con suma facilidad en el agua. Si además sumamos su gran sentido del olfato, su capacidad de detectar campos eléctricos y el gran poder de sus mandíbulas, obtenemos como resultado una criatura increíblemente precisa para detectar y atacar presas, pero eso no debe asustarnos de más.

Sí, los tiburones se encuentran en la escala más alta de la cadena alimenticia, pero eso no significa que sean animales enfermos de sangre que disfrutan asesinando y comiendo todo lo que se les ponga enfrente, de hecho los tiburones son bastante selectivos respecto de lo comen. A diferencia de los humanos, estos depredadores no tienen una conexión tan desarrollada entre el sentido del olfato y del gusto, por eso al momento de encontrarse con lo que parece una suculenta comida, los tiburones tienden a probarla primero para decidir si su sabor vale la pena o no, por eso es que muchos de los ataques a seres humanos terminan con sobrevivientes mordidos.

Existen infinidad de mitos alrededor de estas grandiosas criaturas, acerca de su ferocidad e incluso sobre el uso de sus aletas para combatir el cáncer (lo cual es completamente falso), pero concentrarnos en eso sería reducir demasiado su importancia. Este tipo de animales ayudan mantener el equilibrio completo de los ecosistemas, ya que como depredadores controlan el crecimiento de otras poblaciones, y no por una cuestión malvada y horrible de querer asesinar como muchas personas y medios de comunicación nos han hecho creer. Es importante conocer a estos animales, entender cómo funcionan y por qué nuestra presencia en el mar los amenaza más a ellos que a nosotros, pero no a través de películas como tiburón o la más reciente “Megalodón”, cintas que buscan entretener a la audiencia, no informar; sino a través de conversaciones conscientes, especializadas y también entretenidas, como esta.

Escucha el Episodio anterior

Puentes a otros sitios