Se dice Culiacán

Bienvenidos al primer episodio de No se dice Provincia, en el cual hablamos sobre Culiacán, Sinaloa, la ciudad con los mejores mariscos y atardeceres del país, y tristemente, uno de los referentes de la violenta cultura que se vive actualmente en México.

No se dice Provincia

Inauguramos un podcast que busca borrar las líneas limítrofes de la CDMX como un referente obvio de México, para descentralizar la información, el conocimiento y la conversación sobre gastronomía, cultura y políticas públicas, para abrir la mirada hacia otros horizontes, hacia las demás ciudades y estados que derraman belleza en nuestro país, para conocer la comida, los paisajes, la gente y los múltiples proyectos que se están llevando a cabo por la sociedad de todos esos lugares mal catalogados como provincia, porque es cierto que la CDMX es referente, pero no es el único obligado a conocer, porque No se dice Provincia, se dice con todas las letras y formas que se mezclan al interior de los 32 estados de nuestro chingón país llamado México.

Para estrenar este programa, Paty de Obeso recibe la visita de Juan Pablo Espinoza de la organización Ve Por Sinaloa, iniciativa ciudadana que busca la participación de los sinaloenses para encontrar soluciones a los distintos problemas que sufre el estado; y Adrián López, director general de Grupo Noroeste, medio independiente del mismo estado enfocado en el periodismo de investigación; para conversar sobre los claroscuros de la emblemática ciudad de Culiacán, Sinaloa.

Más allá de la narcocultura y los mariscos

Vista panorámica de Culiacán, Sinaloa.

En el imaginario tradicional los sinaloenses se definen como peleoneros, picudos, narcos, broncos… adjetivos que, como explican los invitados, efectivamente forman parte de su identidad, pero no definen por completo a las personas que habitan el estado. A esa imagen hay que sumarle la música de banda, actualmente la más popular del país, agregar los atardeceres más bellos de México, el amor por la cerveza que responde al calorón, el callo de hacha, los camarones y la innegable carga violenta de la narco cultura; porque los sinaloenses no niegan la cruz de su parroquia y son los primeros que buscan generar un cambio.

Adrián López nos cuenta sobre el periodismo de Noroeste que se niega a centrar la mirada en la parte morbosa de la narcocultura, que busca investigar y promover información sobre los vínculos entre la legalización de la marihuana en California, EE.UU y el crecimiento del narcomenudeo en México, de la expansión del mercado de la heroína y su relación con el desempleo y el aumento en el número de robos, un periodismo de investigación cuyo fin es entender y transmitir las conexiones entre todo tipo de problemáticas que han afectado particularmente al norte del país.

Muchos sinaloenses, como pasa en otros lugares de México, aún no se aceptan como víctimas pero, para poder sanar todas las heridas causadas por la epidemia de violencia, por la guerra contra el narco (que en ese estado ocurre desde hace 40 años), la pobreza y las ineficientes políticas públicas, es necesario asumir ese duelo para comenzar a encontrar soluciones. De eso se trata el trabajo de Juan Pablo y Ve Por Sinaloa, en conjunto con Noroeste, de conocer los conflictos, plantear soluciones y exigir una respuesta a las autoridades. De eso se trata ser sinaloense, estar orgulloso de todo lo bello que existe en el estado y no rajarse a trabajar por cambiar lo negativo.

Algunos datos

  • Culiacán es la ciudad más antigua del Noroeste de México. Fue fundada un 29 de septiembre de 1531 por don Nuño Beltrán de Guzmán, y hoy cuenta con 860 mil habitantes.
  • Culiacán se constituyó como municipio mediante un decreto publicado el 8 de abril de 1915, comprendiendo dentro de sus límites al actual municipio de Navolato que le fue segregado en 1982.
  • Está ubicada entre la Sierra y la costa del Mar de Cortés, y atravesado por cuatro ríos (Humaya, Tamazula, Culiacán y San Lorenzo). El Jardín Botánico comprende 10 hectáreas y es uno de los más importantes del país.
  • En Culiacán se encuentra una de las cocinas más prolíficas y emblemáticas de México: el chilorio, los frijoles puercos, el aguachile, el ceviche de camarón y lobina, las enchiladas del suelo, o el filete de pescado estilo culichi.
  • En el Paseo del Angel, ubicado en el centro de la ciudad, se puede encontrar una gran oferta gastronómica y cultural.
  • El viejo arraigo del narcotráfico en Sinaloa y la llamada “guerra contra las drogas” han llevado a Culiacán a tener una tasa de homicidios de 70 por cada 100 mil habitantes, en 2017, una de las más altas del país.

Un Simulacro de Amor

Un simulacro de amor.

Posted by Puentes Mx on Wednesday, September 12, 2018

Puentes a otros sitios